Una reunión de interfábricas de alto nivel, respaldo y acuerdos

Los más altos directivos de las automotrices involucradas en el Súper TC2000 debatieron, aportaron ideas y consensuaron medidas inmediatas.

Hacía mucho tiempo que el noveno piso de la sede del Automóvil Club Argentino no tenía una concurrencia tan notable de los más altos cargos dirigenciales de las automotrices, en la clásica reunión de interfábricas del Súper TC2000, donde habitualmente se definen cuestiones deportivas, técnicas y de marketing de la categoría. Allí, esta tarde, se expusieron ideas, se discutieron, y se acordaron varios puntos que en algunos casos ya se pondrán en práctica en la próxima fecha de Rosario.

La reunión comenzó a las 16hs y duró unas tres horas. Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, concurrió junto al director del Toyota Gazoo Racing Argentina, Gustavo Aznárez, y Roberto Ghiorsi, jefe de Motorsport de Toyota. El presidente de Fiat Chrysler Argentina, Cristiano Rattazzi, estuvo acompañado por Ulises Armellini y Jorge Rizzuto, directores técnicos y deportivos de la marca. Renault fue representado por su director de Marketing, Juan Mackintosh; su director técnico, Marcelo Ambrogio; y el director deportivo, Miguel Angel Guerra. Chevrolet se presentó con su director de equipo, Jorge Máiquez, y uno de los propietarios de la escudería, Sebastián Martínez. Por Honda asistieron Martín Jara, responsable de comunicación; y Alejandro Paredes, encargado del equipo de competición. Citroën estuvo presente en la mesa con Verónica Haro, gerente de sponsoring y eventos, junto a Hernán Soule; y Walter Bossano por parte del team. Los anfitriones presentaron a la plana mayor de la CDA del ACA, con su presidente Carlos García Remohí a la cabeza, acompañado por Alfredo Menéndez, Diego Mesa, Ricardo Caballero, Jorge Revelo, Gastón Sousa y Angel Portella. Mientras que de parte de la categoría estuvieron presentes el director deportivo del Súper TC2000, Edgardo Fernández; el gerente de Auto Sports, Francisco Aldinio, y el gerente de dirección de contenidos del Grupo Clarín, Pablo Fredrick.

Se esperó mucho este encuentro en los últimos días, luego de un comienzo de año con grandes cambios para la categoría. Sin las altas revoluciones con las que se suele vivir en los boxes, aquí hubo un conjunto de voluntades con el fin de buscar lo mejor para la categoría. Sin mezquindades. Y se avanzó principalmente en dos cuestiones deportivas y otras dos técnicas como principales resultados del cónclave.

Ya para Rosario, se determinó agregar una tanda de entrenamiento de una hora de duración el viernes. La categoría deberá determinar e informar previamente qué tipo de limitación de uso de la pista tendrán los 6 primeros del campeonato. Para después de Rosario se analizará algún tipo de penalización, con el objetivo de mejorar el espectáculo. Todas las partes coincidieron en que la misma no deberá afectar en lo que se vea el domingo, respecto de lo que pasó el sábado. Por lo tanto, no volverán las penalizaciones por puestos.

En cuanto a lo técnico, ya desde Rosario habrá novedades. El resto de las marcas estarán autorizadas a ecualizar la fórmula de compensación de altura patín-techo a -10mm como utilizan actualmente Renault y Toyota. Además, se analizará una propuesta de Chevrolet para utilizar un alerón trasero de menor dimensión. Los ingenieros de las demás marcas elaborarán una propuesta que se la presentarán al ACA antes de Rosario.

El Súper TC2000 tuvo probablemente la jornada más importante del 2019. Y fue afuera de la pista. Con la mesa chica, donde se toman las decisiones importantes. La que hoy le dio un enorme respaldo a una categoría que puso en marcha una nueva era y que pretende acomodar los últimos detalles para enderezar el rumbo hacia el futuro.

Leer "Somos bastante boludos para hacer la plancha"