Un Dragon con históricos colores en Le Mans

DragonSpeed de LMP1 competirá con los icónicos colores de la petrolera Gulf en las 24 horas de Le Mans

El equipo DragonSpeed y su BR Engineering BR1 Gibson completarán su última participación en La Sarthe, ya que el equipo estadounidense cambia su enfoque principal a su nuevo programa para correr de firme en  IndyCar para 2020.

Durante las verificaciones de este  lunes, el prototipo con el nímero 10 se mostró con los llamativos colores azul claro y naranja que se hicieron famosos con Gulf en los años 60 y 70.

La escudería le rinde homenaje a los tres años de coches respaldados por Gulf que ganaron la mítica competencia francesa de manera absoluta: 1968, 1969 (ambos con el Ford GT40) y 1975 (con el Mirage GR8).

DragonSpeed ​​se une al equipo de LMP1 Rebellion Racing al competir en Le Mans con una decoración especial, después de que el equipo suizo revelase un par de diseños llamativos de neón el domingo.
 
Dragon Gulf

Le Mans marcará la conclusión de una dura temporada para DragonSpeed, que ha finalizado solo dos de las cinco carreras que ha comenzado: llegando 11º en de Silverstone el año pasado y luego 6º en Shanghai, su mejor resultado de la campaña 2018/19.

El equipo retiró su LMP1 de la carrera anterior del WEC en Spa debido a que no pudo obtener las piezas de repuesto que necesitaba para resolver los problemas que impidieron que el coche terminase en Sebring.

Hanley, quien comparte la cabina con con Renger van der Zande y Henrik Hedman, dijo que el mero hecho de terminar en La Sarthe representaría un logro a la luz de los problemas que han tenido a lo largo de la tempoirada.

DragonSpeed ​​terminó séptimo de los ocho LMP1 en los test de Le Mans de este mes. Van der Zande estableció el mejor tiempo con un 3:25.211, un poco menos de cuatro segundos más lento que el punto de referencia de LMP1 no híbrido registrado por el piloto de Rebellion Andre Lotterer.