Súper TC2000: aprobó en Paraná y va por un nuevo examen en Salta

El sistema de lastres se mantendrá de manera idéntica a Paraná. Hace casi siete años que la categoría no corre en el autódromo "Guemes".

El Súper TC2000 iniciará la segunda mitad de temporada 2019 con su regreso tras casi siete años al difíciil autódromo de Salta. Llegará con más certezas con las que llegó a la fecha anterior de Paraná cuando comenzó a aplicar el nuevo sistema de lastres tras la clasificación con una escala importante de kilos para los cuatro mejores del sábado.
Por los resultados que se dieron en la pista el domingo, el lastre fue un éxito. En función del espectáculo del sábado en la Súper Clasificación fue lo contrario, aunque tratándose de una primera vez, siempre hay que dejar lugar a la posibilidad de que el sistema madure, se enderece y al fin y al cabo los pilotos y principalmente los equipos se decidan a buscar los tiempos en vez de esperar los registros de los rivales, hacer cuentas, y evitar cargar kilos el domingo en la carrera.
 
Quedó demostrado que cargar kilos a los más veloces dio resultado en la  carrera. Desde este lugar escribimos en su momento que ayudó muchísimo que la fecha se haya corrido en un autódromo con las características de pista y dibujo como el de Paraná. Habrá que esperar a que termine todo para tener un juicio mejor formado de lo que puede pasar en Salta a sabiendas de que es un trazado en el que el sobrepaso siempre ha sido muy trabajoso. El objetivo del lastre en la carrera se cumplió y se pudo ver más parejos a los Renault y Toyota con el resto tras la escapada en las primeras carreras.
 
Volviendo, lo del sábado seguirá discutiéndose. Cuando se habla de especulación habría que redifinirla para este y cada uno de los casos. En realidad es una adecuación a las reglas para sacar el mejor rédito posible en el resultado final. Y el resultado final es en la carrera.
Desde que se aplican estos sistemas siempre ha existido la adecuación. Por ejemplo Juan María Traverso cuando por primera vez apareció el TC con la novedad del lastre, se adecuaba a las reglas para tener el mejor rédito en la carrera  que era tener la mejor posicion posible sin cargar kilos. Por eso trataba de salir cuatro. Lo mismo puede decirse de los que buscan largar mejor con el sistema de grilla invertida como en Top Race. Lo que quedó claro es que si vamos directo al resultado del domingo, en las dos categorías el espectáculo mejoró.
 
¿Dependerá todo entonces de la aplicación de este sistema? No, en absoluto. Dependerá de cuánto se habrán acercado los demás equipos a los que marcaron diferencias y de qué manera los pilotos le encuentran la vuelta al circuito con un auto con configuraciones diferentes a las habituales tras los cambios de este año. Y su adaptación a los kilos o no para avanzar livianos en carrera o tener que disputar posiciones con 50 kilos o más en el auto.
¿Podrá repetirse la carrera de Paraná? Potencialmente sí. Son los mismos pilotos, los mismos autos, y la misma categoría. Lo que ha cambiado es el circuito y puede ser un factor importante pero predecir la acción, es hacer adivinanzas. El lastre para la Final volverá a funcionar.
 
La confirmación del sistema de lastres tras las dudas del sábado de Paraná, dejó en claro que se mantendrá. Claro que es perfectible y podría tener mejoras. En un momento de la categoría con muchos cambios y en plena etapa de transición hay que darle tiempo al sistema. En Salta se aplicará de igual forma que en Paraná.
Cuando los tres mejores estén festejando en el podio sabremos si es el camino, o en verdad hay que hacer algún recálculo para lo que viene.
Paraná jugó a favor. Salta no debería ser muy diferente.