Sunderland y Al-Attiyah, vencedores del Silk Way Rally

Los candidatos, Sunderland en motos (KTM), y Al-Attiyah (Toyota) en autos, ganaron en el Silk Way Rally, en China. Los Benavídes, en el top 5 y Caimi, 16°.

Sin sorpresas, finalizó el Silk Way Rally en China, tras las 10 etapas disputadas desde Rusia, pasando por Mongolia. Los grandes favoritos se llevaron las victorias. El británico Sam Sunderland (KTM) se impuso en motos; el qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo Racing), en autos, y el poderoso equipo ruso Kamaz hizo el 1-2-3 con Anton Shibalov a la cabeza.

Sabor agridulce para los hermanos Benavides. Kevin (Honda), pese a ganar la última etapa Jiayuguan y Dunhuang (la 4ª en su haber) fue cuarto y no alcanzó el podio, mientras que su hermano Luciano (KTM), fue 5°. El otro argentino, además de los salteños, fue el mendocino Franco Caimi (Yamaha), que terminó 16° tras un contratiempo sufrido en la penúltima jornada.

Sunderland se impuso con un tiempo de 26h12m47s y así se mantiene al frente del Campeonato Mundial de Cross Country de la FIM. Le ganó por 20m22s al estadounidense Andrew Short (Rockstar Energy Husqvarna Factory Racing) y por 21m01s al francés AdrienVan Beveren (Yamaha Rally Team).

La última etapa entre Jiayuguan y Dunhuang con una especial de 205 kilómetros tuvo al mayor de los hermanos salteños como ganador en las dos ruedas. Este buen resultado, sin embargo, no le alcanzó a Kevin para conseguir un lugar en el podio. De todas formas, ratificó su buen momento como indiscutido número 1 del Monster Energy Honda Team.

“Me quedé a poco del podio y con un sabor agridulce. En el balance general estoy contento porque gané cuatro etapas, más que cualquier otro participante. Me sentí bien, con buena velocidad. Pude andar rápido a pesar de las adversidades, como el día que tuve el problema con el tornillo del soporte del freno. Perdí tiempo allí y también con un error de navegación. Fueron 40 minutos que podrían haber cambiado mucho la cosa”, analizó Kevin, que perdió el último escalón del podio por poco más de medio minuto.

En autos el dominio de Al-Attiyah fue absoluto al ganar las diez pruebas especiales del SWK. Eso le permitió imponerse en 24h25m29s y sacarle 1h25m04s al chino Wei Han (SMG Buggy). Tercero quedó el francés Jérome Pelichet (Optimus) a 1h43m39s.

En camiones, en tanto, Shibalov venció en 26h01s40 y lideró el 1-2-3 de Kamaz que completaron sus compatriotas Andrey Karginov, que llegó a 25m22s; y Ayrat Mardeev, que finalizó a 52m05s.