¿Se arriesga más en busca de los millones?

La ACTC pone dos millones de pesos en premio para el ganador de la carrera de este fin de semana, en Rafaela. ¿Ayuda para el espectáculo?

Gomas más blandas, menos cargas aerodinámicas, lastres, buenos circuitos… Muchas son las variables que se piensan como ideas para mejorar los espectáculos en las carreras. Aunque también están los eventos especiales, que ya de por sí tienen un valor simbólico y deportivo importante para ganarlos. Y si se les agrega una buena bolsa de premio, mejor aun…

Este fin de semana, la ACTC pone en juego dos millones de pesos de premios que no son para repartir. Solo se lo llevará el ganador de la carrera. Y lo hace en un circuito muy especial, donde no hace falta largar adelante para alcanzar la victoria. En Rafaela, habitualmente los resultados están abiertos hasta los últimos metros de competencia.

Arriesgar de más allí es coquetear con la muerte. El peligro y la adrenalina son ingredientes ineludibles en el óvalo con chicanas. No existe otro circuito en el país que les genere a los pilotos lo que les genera correr en Rafaela.

Desde que se pone en juego el premio millonario, las condiciones cambiaron. Además de la gloria deportiva, es un alivio para las arcas castigadas de los equipos y pilotos. ¿Un incentivo suficiente para arriesgar más en la pista? ¿El cheque les da más coraje para estirar un frenaje a casi 300 km/h?

Los pilotos opinan en este informe…