Rosario quiere y necesita estar mejor

El autódromo de la ciudad es una muy buena plaza para nuestro automovilismo, pero requiere de ciertas mejoras. Hay intenciones de llevarlas a cabo.

El público rosarino volvió a demostrar que quiere tener automovilismo en el Juan Manuel Fangio. Un gran marco, pese al mal clima, acompañó al Super TC 2000 durante todo el fin de semana.

Si bien para los pilotos es un circuito corto, el de menor extensión del calendario, es entretenido y tiene sus secretos que hay que respetar.  Para la gente hay lugares claves para ver de cerca la carrera,  aunque quedó en evidencia, más con la lluvia, que hay cosas para mejorar y para  que fundamentalmente todos se sientan  mucho más cómodo.

La intendente de la ciudad, Monica Fein, que se hace presente en cada carrera habló en la transmisión de Carburando y manifestó la voluntad y el compromiso de trabajar en dicho escenario. “Sabemos la importancia que tiene este tipo de espectáculos para la ciudad porque el movimiento que genera  es muy bueno,  y por eso queremos seguir apostando a estos eventos”, señaló la mandataria que luego agregó: “Vamos a continuar con  el proyecto de extender el circuito para tener todas las categorías del automovilismo argentino. Nos sentaremos a trabajar con todas las partes, entre ellos quienes pertenecen a este deporte, para lograr lo que el autódromo y la gente merecen”.

Hablando de merecer el  “autódromo  boutique” precisa estar mejor en los sectores donde se ubica el público,  en los estacionamientos  y algunos sectores que rodean a la pista, muchas de ellas tienen que ver con la estética.

Lo bueno e impecable de este escenario es el playón de boxes que brinda comodidad para que los equipos de competición puedan trabajar de manera tranquila. Sabemos que hablar de grandes inversiones en estos  momentos  es casi imposible por las urgencias y  necesidades que hoy tiene la sociedad, pero a medidas que se pueda  sería bueno que Rosario pueda mejorar la infraestructura porque  lo amerita.