Red Bull encontró el problema en el auto de Verstappen

La rápida aplicación del acelerador de Max Verstappen en su Red Bull puede ser la razón del retardo del turbo en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Red Bull y Max Verstappen volvieron a mostrarse fuerte en el Gran Premio de Gran Bretaña luego de lo que fue su primera victoria en Austria con los motores Honda. Pero durante el fin de semana en Silverstone, el holandés sintió que una demora en el turbo lo privó de pelear por la pole el sábado y por la carrera el domingo. La escudería que tiene como jefe de equipo a Christian Horner habría encontrado la razón del problema.

Parece que un pequeño inconveniente de calibración implicó que lo que Verstappen pedía a través del acelerador no vaya perfectamente con lo que el motor ofrecía.

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, cree que es un resultado de las mejoras que tuvo el chasis, ya que Verstappen ahora acelera de manera diferente a como "el auto permitía" en oportunidades anteriores: "Creo que fue simplemente la velocidad a la que Max aceleró. Es algo que no vimos antes. Por lo que es el tipo de cosas que pueden ser solucionadas en el banco de pruebas".

Y agregó: "Creo que es un tema de Honda, pero parecen estar bastante confiados al respecto".

Honda implementó una actualización de motor hace tres carreras, en Francia, pero Verstappen dijo durante el GP de Gran Bretaña que el retardo del turbo es un pequeño problema que le pasó muy seguido.

Generalmente, puede resolverse rápidamente al cambiar la configuración del motor a través del volante. Pero esto no se pudo realizar en Silverstone, y el director técnico de Honda F1, Toyoharu Tanabe, explicó que la compañía está llevando a cabo un análisis completo en su sede de Sakura (Japón) esta semana, para decidir "qué calibración necesitamos cambiar y cuánto necesitamos cambiarla para solucionar esta sensación o problema".

"Tuvimos una charla con Max [sobre los detalles del problema], a qué revoluciones por minuto, en qué punto del acelerador, cómo aceleraba y cuándo sentía el retraso. Luego lo analizamos", explicó Tanabe.

El problema no es algo clave que Honda tenga que solucionar, como pasaría con un problema de fiabilidad. Pero, Tanabe dijo que Honda lo considera "un gran problema" para la empresa, el piloto y el equipo "técnicamente, en cuanto a rendimiento y desde el lado de la ingeniería. No es un problema que lleve a un fallo. Es un tipo diferente. Pensamos que es un problema grande, aunque no es un caso de vida o muerte".