Quejas de equipos del WEC contra Toyota

Varias escuderías del WEC alzaron su voz contra la disparidad presentada en la categoría LMP1, tras la notoria supremacía de Toyota en el inicio del torneo.

En las últimas horas, varios pilotos del WEC mostraron su desconformidad respecto a la disparidad mostrada en pista en la categoría principal, la LMP1, que cuenta con el dominio absoluto del equipo Toyota.

Previo a la disputa de la edición 86° de las 24 Hs. de Le Mans, las quejas llegaron hasta los medios de prensa y la dirigencia de la categoría, que deberá tomar cartas en el asunto.

Uno de los más disgustados con la situación fue André Lotterer, quien solicitó una revisión del reglamento con la finalidad de hacer “atractivo” al Campeonato y permitir que los híbridos LMP1 privados tengan suficiente nivel de rendimiento para competir en igualdad de condiciones con los oficiales de Toyota.

“Si debo ser honesto, no tenía expectativas (de ganar) cuando vine aquí (al WEC, con el equipo Rebellion Racing). Vengo de equipos oficiales grandes, como Audi y Porsche, así que se bien cómo funcionan las cosas.  Nunca podremos, con estos autos, acercarnos a los Toyota si no se nos da  más potencia y si no se nos permite también usar un sistema de tracción total (como el de ellos). Ahora mismo los Toyota son de otro planeta. No se cómo establecerán los estándares de rendimiento en el futuro, pero ahora mismo no podemos superarlos en rendimiento porque el Reglamento nos lo impide. La única manera en la que podríamos superarlos es con estrategia, con consistencia y con fiabilidad. Solo podremos ganarles si ellos tienen algún problema y ese problema debe ser muy grave. En términos de ritmo no podemos batirlos”, aseguró Lotterer a Motorsport.

Según afirmó Lotterer, los organizadores del WEC ofrecieron a Toyota una ventaja de al menos medio segundo por vuelta en Le Mans.

En Bélgica, primera prueba de la Súper Temporada, los autos japoneses concedieron 2” por vuelta a sus rivales y les aventajaron por dos vueltas en una carrera de seis horas, a pesar de la presencia del Safety Car nivelando las acciones.

Por su parte, Toyota pareciera disentir en el modo en que la prensa y el público están percibiendo su participación en el WEC y en Le Mans, por lo cual sus voceros insisten en que la carrera aún no está ganada y que el reto de ganarla es real, por lo cual “nos hemos venido preparando arduamente”.

La situación no ha pasado inadvertida para la FIA, que, tras avalar la actual situación, ahora hace votos por la recuperación del nivel de competitividad y credibilidad de la categoría LMP1 del WEC como mecanismo para regresar al esquema de nueve carreras al año en vez del formato bianual propuesto como emergencia por la Súper Temporada.

 Jean Todt, Presidente del ente rector del automovilismo, expresó su deseo de que para la segunda Súper Temporada, que se realizará entre mayo de 2020 y junio de 2021, haya “al menos tres fabricantes oficiales participando en la clase LMP1”.

LEER MÁS: El WEC debate su futuro