Pronostico no alentador

El segundo día del Dakar Argentina-Bolivia se suspendió por las fuertes tormentas que azotan a la provincia de Córdoba, pero mirando hacia los próximos días las condiciones climáticas no parecen mejorar.

El lunes amanecerá con lluvias y tormentas para Villa Carlos Paz y no cesará durante todo el día. La etapa de mañana dice que los más de 300 vehículos llegarán hasta Termas de Río Hondo y en esa localidad también se espera un diluvio, por lo que preocupa a todos los amantes de la especialidad.

El martes el Dakar viajará desde Santiago del Estero hasta Jujuy y el pronóstico sigue sin mejorar para la prueba más larga y más difícil del mundo. Recién cuando el miércoles crucen a Bolivia el sol saldría para los pilotos que en el caso de los camiones no pudieron hacer ningún tramo cronometrado.