Presentaron en París el Dakar 2020 de Arabia Saudita

Lanzamiento oficial: se dio a conocer el recorrido del Dakar, que comenzará el 5 de enero en Jeddah, Arabia Saudita; competirán 351 vehículos.

En el Instituto del Mundo Árabe en París se presentó el recorrido de una 42ª edición del Dakar, que se iniciará en Jeddah el 5 de enero de 2020, para después dar paso a 12 etapas con meta final en Qiddiyah, cerca de Riad, la capital del país. Con una distancia total cercana a los 7900 km, los pilotos se someterán a una dura prueba en los 5000 km de especiales de la competición: además de descubrir las dunas de Arabia Saudí, que harán acto de presencia en la segunda parte del recorrido, la visita al país sumergirá a los participantes en un primer momento en laberintos de pistas donde las dotes para la navegación resultarán primordiales.

El cambio de continente viene acompañado de modificaciones reglamentarias que pretenden volver a los principios fundadores del rally raid, disciplina que permite que los aficionados se codeen y, en ocasiones, pugnen directamente con los profesionales. Los nuevos roadbooks y las etapas maratón contribuirán a reducir las diferencias.
La lista oficial de participantes en el Dakar 2020 incluye 351 vehículos (frente a los 334 de 2019): 170 motos y quads, 134 autos y SSV, 47 camiones.

La cita será en Jeddah, la aldea de pescadores fundada en el siglo VII que acabó convirtiéndose en uno de los puertos comerciales más importantes del mundo y en puerta de entrada para los peregrinos que se dirigían a los lugares santos de La Meca o Medina. El próximo 5 de enero, la segunda ciudad del país será el punto de partida del Dakar y marcará sobre todo el comienzo inmediato de las dificultades del rally. Pilotos y tripulaciones afrontarán en el primer tercio de la carrera las sutilezas de la navegación al estilo saudí, con decisiones de orientación que se complicarán por el gran número de pistas existentes.

Los copilotos llevarán la voz cantante en las inmediaciones del mar Rojo o en los confines de Jordania para las etapas en torno a Neom, y después en dirección a Al Ula. El recorrido, cada vez con más arena, planteará escollos de envergadura en las dunas entre Ha’il y la capital Riad, donde habrá una jornada de descanso. Las hostilidades se reanudarán e intensificarán al adentrarse de lleno en el Lugar Vacío, la inmensa nada desértica del territorio saudí en la que se disputarán las etapas clave de Shubaytah y Haradh. Ahora bien, nada impide que la clasificación siga sin decidirse cuando llegue la etapa final de Qiddiyah, donde la navegación podría jugar una mala pasada incluso a los mejores pilotos.

En estas regiones inexploradas del planeta rally raid, la novedad de la 42ª edición será también la voluntad expresa de reequilibrar las fuerzas en favor de las estructuras menos profesionalizadas. La realización de los nuevos roadbooks, redactados en colores y entregados en varias etapas apenas unos minutos antes de la salida de la especial, priva a los pilotos mejor rodeados de una ayuda decisiva.

Del mismo modo, la introducción de una etapa «supermaratón» para motos y quads en la que solo se permitirán 10 minutos de trabajo mecánico volverá a situar el mantenimiento de los vehículos en el corazón mismo de la prueba, al igual que la etapa maratón propiamente dicha (impuesta a todos los vehículos) en la penúltima jornada de carrera. Para que los menos experimentados puedan proseguir con su aprendizaje, se ha acordado conceder un comodín, a partir de ahora en todas las categorías, a los pilotos obligados a abandonar: podrán retomar la carrera registrándose en una clasificación paralela bautizada como "Dakar Experience".

La llamada del Oriente ha atraído en masa a los pilotos y copilotos del Dakar, puesto que en Arabia Saudí se espera la llegada de 351 vehículos, un 5 % más que en la salida de Lima, capital del Perú, en enero de este año. Si bien es lógico que la proporción de competidores sudamericanos haya disminuido, sigue habiendo 42 vehículos en representación de Sudamérica, cuando en la última edición africana de 2007 no hubo más que 12. Las 557 personas que entrarán en carrera (pilotos y copilotos) presentan 53 nacionalidades en total, con el trío de cabeza dominado por la delegación francesa (258), seguida de España (77) y Países Bajos (53).

La progresión más significativa corresponde a Arabia Saudí, que presenta en casa a 13 pilotos y 5 copilotos, entre ellos el esperadísimo Yazeed Al-Rahji, aspirante al título al volante de un 4x4 Toyota Hilux. Ahora bien, el primer motorista saudí que participa en el Dakar, Michal Alghuneim, también será seguido de cerca por sus compatriotas. Para terminar, 13 mujeres tomarán la salida en el Dakar de 2020, entre ellas una tripulación 100 % femenina compuesta por Camelia Liparoti y Annett Fischer.