Padre e hijo construyen un Lamborghini con piezas en 3D

Él es profesor de física en Estados Unidos, y piensa hacerlo funcionar con el motor de un Corvette. Ya invirtieron 20.000 dólares en el proyecto.

Para la mayoría de las personas, soñar con ser dueño de un Lamborghini es lo más cercano a lo real que es llegar a tener uno en su camino de entrada. Los supercoches son caros y no muy prácticos, pero eso no los hace menos deseables, por lo que el físico Sterling Backus decidió aprovechar el poder de la ciencia para hacer realidad su sueño.

Lamborghini

Esta historia parece ser de ficción pero no, es real. Sucede en Estados Unidos, Colorado. Un pequeño que usa un Lamborghini Aventador en sus videojuegos le pregunta a su padre si no pueden construir uno en la vida real.

Uno se imagina que la respuesta del hombre sería que no. Pero este pequeño tuvo la suerte de tener un profesor de física en la casa.

A partir de allí, en un proyecto familiar, comenzaron con la construcción de un automóvil imprimiendo todas las piezas en 3D.

Un trabajo asombroso que ha tenido su origen hace un año y medio  y lo llevan adelante e invirtieron hasta ahora 20 mil dólares, aunque falta lo más costoso: ponerle el  motor de un Corvette 2003.

 

Lamborhini auto 3dEl dúo utilizó un modelo digital en 3D para dividir el vehículo en secciones más pequeñas que luego podrían imprimirse. Ya se parece mucho a un Lamborghini, pero como señala Designboom, Backus y su hijo han hecho suficientes ajustes en su diseño que creen que evitará cualquier problema legal.

Ya consumieron 220 bobinas termoplásticas, todo impreso. También utilizaron fibra de carbono. Además de la ambición propia, Backus, el hombre en cuestión, quiere fomentar con esto el interés de los niños por la ciencia y tecnología.