MIGRACIONES EN EL CAMPAMENTO

El mundo Dakar es autónomo hasta con los trámites oficiales. En una tienda se sellan las entradas y salidas de cada país. Mirá el video.

La organización del Dakar es deslumbrante. Una ciudad itinerante de 3000 habitantes que cada 24 horas se moviliza más de 800 kilómetros y en cada destino vuelve a encontrarse la misma disposición, con el funcionamiento a pleno. No sólo la energía y la provisión de agua, por ejemplo, son efectivos. Hay otros detalles, como los trámites migratorios.

En la etapa previa a cada paso fronterizo, se instala una carpa con dependencias gubernamentales de los países involucrados, para gestionar dentro del campamento los trámites pertinentes para realizar el cruce.

Para los trámites personales, se presenta el pasaporte y las autoridades del país saliente sellan el documento y entregan una “tarjeta Dakar”, que a su vez también es sellada por la dependencia del país entrante. Al margen del pasaporte, esa tarjeta es la que se requiere luego para agilizar el paso de los 3000 viajantes.

Para quienes deben pasar con vehículos y otros elementos, también los trámites de aduana se concretan en el mismo sitio.

Mirá el video: