"Me encantaría llegar a Superbike, pero también hay muy buen nivel en 600"

Matías Petratti tiene el deseo de saltar a la categoría reina, pero el paso económico es grande. Además, afirma que en 600 Súper Sport es nivel es bueno.

Matías Petratti transcurre la cuarentena con cierta tranquilidad por la positiva situación sanitaria que vive Cruz Alta, pero con la incertidumbre de lo que puede suceder con su futuro dentro del Superbike Argentino. El ex campeón de 600 Súper Sport habló con Carburando y contó su visión de la actualidad del motociclismo.

“Vivió en un pueblo donde no hay casos y todo está bastante normal. Me mantengo entrenando, por suerte ya abrieron los gimnasios y algo ya había hecho en mi casa. Hace dos semanas empecé a andar en motocross, ya que con el equipo no hemos podido hacer nada todavía”, manifestó Petratti en el inicio.

En el aspecto deportivo, el cordobés no es optimista respecto a cómo se presenta el 2020. “Sinceramente ya doy por perdido el año. Teníamos un proyecto de arrancar con un Yamaha R6 nueva con la cual terminamos el 2019 y recién estábamos comenzando con el desarrollo. Había girado y me había sentido muy cómodo, pero ahora la moto la va a utilizar Sebastián Salom. Así que calculo que si se hace alguna carrera en 2020, la haré con la unidad vieja y empezaremos a trabajar para 2021”, aseguró.

Por su parte, el piloto de 30 años remarcó que hoy no está en condiciones de ascender a la máxima categoría del motociclismo nacional, aunque mantenerse donde esta desde 2012 también es positivo. “Económicamente es muy complicado saltar a Superbike. Hace varios años que estoy en 600 SS y me encantaría llegar a la categoría reina, pero también hay muy buen nivel en Súper Sport y termina siendo un cambio de moto nada más. El proyecto está apuntado a seguir en 600, tal vez el año que viene, si se puede conseguir el presupuesto, busquemos subir de divisional”, afirmó.

Con respecto al regreso a las pistas, el hombre del Ale Cento Racing hizo hincapié en que salir de este parate no será tarea sencilla. “Veo una situación muy compleja, el dólar se disparó y los equipos no trabajaron, por lo que la vuelta va a ser difícil. Deportivamente también va a ser duro, porque se puede hacer una carrera, pero yo hace seis meses que no me subo a una moto de pista y en este deporte, vos tenes que girar. Uno no se olvida de manejar, pero a comparación con el automovilismo, las sensaciones son otras”, puntualizó.

En la misma línea, se explayó: “Creo que vamos a necesitar un mes de adaptación. Siempre se quiere correr en el óptimo nivel y volver de un día para el otro no es posible. Con 30 días ya vamos a estar preparados para rendir como si fuera durante una temporada normal”.

Por último, Petratti indicó que está en comunicación permanente con Alejandro Cento y que también habla con los demás pilotos sobre la actualidad del motociclismo. “Con mi jefe de equipo me contacté hace poco porque había mandado a reparar los trajes para arrancar bien la temporada y él los fue a retirar. Todavía no hablamos de hacer alguna prueba. Con los colegas que tengo más amistad hablamos de lo complicado que estar volver por la cuestión económica”, concluyó.