“Les pedía a los médicos no sufrir más”

El piloto de Superbike Argentino, Juan Viera, ya está en condiciones de volver a su casa, pero pasó por unos días de sufrimiento y dolor que no se los desea a nadie.

Ya quedó lejano el 14 de julio que el Superbike Argentino se presentó en Concordia para la cuarta fecha de la temporada. Sin embargo, Juan Viera todavía sigue pensando ese día y sufriendo por ese golpe que tuvo en los tanques llenos.

Si bien el piloto está estable y desde este martes podrá volver a su casa diciendo que está bien y prácticamente sin dolores, vivió unas semanas que intentará olvidar rápidamente.

“Ya pasé la noche casi sin calmantes, así que ahora me voy para mi casa”, dijo aliviado Viera, que se fracturó el empeine derecho en una caída muy fuerte en el trazado entrerriano, donde además pegó su cabeza contra el paredón.

En ese momento perdió el conocimiento, aunque lo recuperó rápidamente, se lo llevaron un hospital para revisarlo y le dieron el alta. Una vez en su casa, siguió los análisis y confirmaron la quebradura del escafoides por lo que pasó por quirófano.

El inconveniente ocurrió la semana pasada, cuando en la sutura se le hizo un hematoma con una pequeña infección por lo que tuvieron que volver a intervenir para limpiarlo, lo que significó mucho dolor para Viera.

“Les pedía a los médicos no sufrir más. Lo que yo quería era no sufrir, les decía a los médicos que no me importa es estar un día, dos diez lo que sea acá en el hospital, pero yo no quiero sufrir más, sabes lo que es estar cuatro días sin dormir por el dolor, yo no se lo deseo a nadie”, reconoció el piloto del Moscatello Team.

La peor parte ya pasó para Viera aunque deberá seguir con los cuidados. Se perderá la próxima carrera el 8 septiembre pero más importante, se perderá el último semestre de Arquitectura en el que ya terminaba con la carrera.