Lastre en Súper TC2000: un cambio que sumará un atractivo

La noticia de la aplicación del lastre en el Súper TC2000 domina la escena de la actual semana. Tras la realización de la fecha en Rosario con el 1-2-3 de los Renault Fluence de Facundo Ardusso, Leonel Pernía y Matías Milla se confirmó el cambio desde la próxima fecha. No sorprende, porque se estaba analizando desde Interfábricas, CDA del ACA y la categoría una serie de variantes para agregar al Reglamento Deportivo de la actual temporada. El fin de semana sonó fuerte la posibilidad de volver al sistema de penalizaciones que se dejó de utilizar este año tras 15 temporadas. Finalmente se descartó. También se había hablado de diversas opciones en sistemas de lastres para intentar mejorar el espectáculo en la pista y de alguna manera frenar a quienes están por encima del resto en el rendimiento. 

No ha sido una decisión fácil definir el lastre ya que se estudió aplicar un cambio de reglamento en una temporada de transición con muchos cambios tanto en la configuración de los autos, la potencia, y el estilo de carreras. Lo que se anunció esta noche es una medida muy importante, acordada por las partes y en función de encontrar un camino positivo y con el objetivo de mejorar el espectáculo en las carreras y lucha por el liderazgo, que ha sido apuntado como un déficit desde el inicio del campeonato. 

Lo relevante de la reunión de hoy ha sido que hubo acuerdos en función de un objetivo de mejora. Se podrá discutir en otro momento si el lastre es una medida "simpática", o "deportiva". Existe en mil variantes en las principales categorías del automovilismo del mundo, y en nuestro país hace años se lo incluye en los reglamentos deportivos en la mayoría de los campeonatos. Sobran ejemplos. En el Mundial de Resistencia (WEC), el antiguo WTCC, en el actual Mundial de autos de Turismo (WTCR) también se aplica.

El lastre es una decisión acertada desde un punto de vista pragmático. Es necesario tenerlo en uso para mejorar las carreras y encauzar el año. Renault más que nada y Toyota, mostraron que están muy finos en sus desarrollos y el resto de las marcas han padecido mas que las nombradas para estar en un nivel cercano a la punta. Esto los va a emparejar. Las carreras cambiarán en su desarrollo y los equipos trabajarán tras la clasificación según sus cargas. Los que no carguen tendrán mejores posibilidades y con autos sin sobrepeso podrán intentar mejores resultados. 

En un campeonato de transición y en el camino del acuerdo entre todos, se ideó un sistema que tendrá su primer examen en Paraná en la próxima fecha. Una nueva expectativa se sumará a la primera carrera del Súper TC2000 en Paraná, un escenario histórico en otras épocas para la categoría. 

¿CÓMO SERÁ EL SISTEMA?

Lo acordado para la categoría es un sistema de lastre (penalización por kilos agregados al auto) que se aplicará a los cuatro mejores de la Súper Clasificación. La escala que cargarán será para el 1º 70, el 2º 60, el 3º 55 y el 4º 50 kilos que deberán tener durante la carrera Final del domingo. Una vez terminada la carrera el lastre se descargará. No se aplicará en las fechas del Callejero de Santa Fe, 200 km de Buenos Aires y en el Gran Premio Coronación. 

ANTECEDENTE DEL ACTUAL TC2000

El TC2000 actual tiene un sistema de lastres que se aplica desde sus primeros años. Consiste en una escala de 30, 25, 20, 15 y 10 kilos para los que más cantidad de puntos han sumado en la fecha anterior. Es acumulativo hasta el tope de 80 kilos y tiene sistema de descarga según los puntos sumados en los eventos de cada fecha (clasificación, Sprint y Final).

Por ejemplo para la fecha de este fin de semana el puntero del campeonato Rodrigo Lugón con Renault Fluence cargará los 80 kilos de lastre (corrió fechas anteriores de Río Cuarto con 60 kilos y en Concepción del Uruguay con 65). Si Lugón quedara 7º o más atrás en la suma de puntos de la fecha empezará a descargar 10, 15, 20 y 25 kilos y si queda del 11º hacia atrás descargará 30 kilos.