Las grandes marcas, atraídas por la tecnología de la Fórmula E

La Formula E finalizará su quinto campeonato con dos carreras en Nueva York. Nació con la premisa de generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente.

La relación es directa y enriquecedora. Es parte del gran atractivo que despierta la categoría en las más grandes marcas fabricantes de autos del  mundo. De las pistas a las calles y viceversa, de eso se trata la Formula E. La categoría de autos 100% eléctricos es un laboratorio global que ayuda al avance de las tecnologías para los vehículos eléctricos a través de las competencias automovilísticas.

Con doble competencia se despedirá el Mundial de Fórmula E de su temporada 2018/2019. El circuito callejero de la ciudad de Nueva York volverá a ser testigo de los dos últimos ePrix de la temporada que tendrán lugar durante este fin de semana. Se trata del único trazado del calendario donde se celebran dos pruebas idénticas y puntuables con normalidad durante dos días consecutivos.

Con los 22 pilotos ya preparados en la línea de salida, la emoción y los nervios llegarán a las 22:00 horas local con la celebración de la primera carrera, misma hora y mismo escenario que tendrá la segunda carrera que se disputará el domingo 14 de julio. 

La Fórmula E, que el fin de semana del 13 y 14 de julio finalizará su quinto campeonato con dos carreras en la Ciudad de Nueva York, nació con la premisa de generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y promover el desarrollo de tecnologías sustentables.

 


Rápidamente fabricantes de automóviles de todo el mundo captaron el mensaje propuesto por la Formula E y en la actualidad grandes marcas compiten en el campeonato eléctrico con desarrollos propios, como Audi, Nissan, BMW y Jaguar, entre otros, mientas que en la temporada 2019/20 se sumarán dos gigantes como Mercedes y Porsche, quienes no quisieron quedarse fuera de la “carrera eléctrica”.

La razón por la cual tanto Mercedes como Porsche y el resto de los fabricantes presentes en la Fórmula E forman parte de la serie es para estar a la vanguardia del desarrollo de tecnologías sustentables, que pueden llevar de sus autos de producción a los de carrera y viceversa.

“Entramos a la Fórmula E por la innovación que hay sobre lo que es el desarrollo del powertrain y nosotros, como una marca que tiene una experiencia bastante larga en vehículos de producción eléctricos, queríamos traer un poco de esa tecnología al desarrollo del auto de Formula E”, explica Michael Cárcamo, Director Global de Nissan Motorsport.

“Para nosotros eso no es tanto en el hardware pero mucho más en la parte del software, en la parte de sistemas de control, las estrategias de energía, que eso algo que podemos tratar de llevar de producción directamente al vehículo de carreras”. 

“Y obviamente en las carreras podemos aprender mucho más en los extremos de esa calibración para poder usarla otra vez en los vehículos de producción”, finalizó Cárcamo.

Cada vez hay más en juego en la Fórmula E ante la creciente disputa entre las marcas de automóviles para demostrar quién tiene los mejores desarrollos eléctricos que luego podrán disfrutar sus clientes en las calles.