La policía australiana patrulla con BMW M5

Con motor V8 4.4 TwinTurbo con 625 CV, sistema xDrive y una transmisión automática de ocho velocidades, llega a una velocidad máxima de 250 km/h.

El departamento australiano de Policía del Estado de Victoria tiene un nuevo agente a su servicio. Se trata nada menos que de un BMW M5 Competition que a partir de ahora se unirá a las Fuerzas del Orden de la ciudad australiana para combatir el crimen. 

El sedán deportivo alemán es la última adquisición de la policía australiana como vehículo de patrulla para zonas de autopista y se une a otros dos 530d que llegaron ya el pasado año, demostrando que este departamento tiene una estrecha relación con BMW.

Como puede verse en esta imágenes el modelo llega totalmente preparado para su nueva función con la decoración habitual del la Policía de Victoria y equipado con luces estroboscópicas tanto sobre el techo como en la parte delantera en las tomas de aire.

Aunque como no podía ser de otra manera si por algo va a destacar este patrullero es por su velocidad. Gracias a un motor V8 4.4 TwinTurbo con 625 CV y 750 Nm de par máximo, directo a los dos ejes con el sistema xDrive a través de una transmisión automática de ocho velocidades, con el que el sedán es capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en solo 3,3 segundos y llegar a una velocidad máxima de 250 km/h. Aunque si cuenta con el M Drivers Package la velocidad llega hasta los 305 km/h. Unas prestaciones con las que ningún infractor podrá librarse del peso de la ley.

A pesar de que en Australia este BMW M5 Competition tiene un precio de partida de 230.000 dólares australianos, 143.420 euros al cambio, lo curioso de todo es que a la policía australiana no le ha costado un sólo dólar, ya que se se trata de un préstamo para los próximos 12 meses. Al precio en pesos oscila en los 7 millones...¡fuera de todo presupuesto!

BMW M5 en la policía australiana