La Fórmula 2.0 Renault se encamina a incorporar el paddle shift

Víctor Vega señaló que el sistema de levas al volante fue probado durante el verano y el funcionamiento fue óptimo.

La Fórmula 2.0 Renault todavía no logró arrancar su temporada 2020 producto de la pandemia del Coronavirus, pero desde del Área de Motores comienzan a darle forma a un proyecto de evolución importante: la implementación del sistema paddle shift. Víctor Vega contó cómo se trabaja en función de poner en práctica esta posibilidad.

“Junto con la categoría y los equipos tenemos el deseo de evolucionar el motor de manera completa para poder migrar al sistema paddle shift y en algún momento, aumentar la potencia. También queremos implementar nuevos elementos de seguridad, como el control de velocidad en boxes. Tenemos elementos para progresar en función de cómo podamos hacer crecer a la divisional”, comentó Vega en torno a la búsqueda de un progreso en la “Fábrica de Talentos”.

En tanto, el cordobés indicó que las levas al volante fueron probadas durante el verano. “Se hicieron cosas durante el verano en referencia a este tema, hay un prototipo ya armado y el auto giró durante el parate con esta novedad y el funcionamiento fue óptimo. Solo resta implementarlo, pero la pausa a la que nos obligó el coronavirus, congeló nuestras posibilidades de avanzar. Sabemos que va a ser un año difícil para todos y donde creemos que los esfuerzos van a estar puestos en sustentarse”, aseguró.

Leer Más: ¿Paddle Shift en la Fórmula 2.0 Renault?

Por otro lado, el ingeniero remarcó que la meta que se propusieron es probar esta innovación durante el transcurso del torneo. “Nuestra intención era comenzar la temporada con dos o tres monoplazas que tengan incorporadas las levas al volante para que sirvan de testeo para poder migrar a corto plazo. En estos había un ítem importante que es la caja de velocidades, porque hoy conviven las cajas en H con las secuenciales y para colocar el paddle shift, todas deben ser secuenciales. El objetivo inicial era finalizar el 2020 con este pack ya integrado en la categoría”, puntualizó.

En el cierre, Vega hizo un balance del trabajo realizó en los motores durante el receso estival. “Nuestro trabajo del año pasado con los impulsores fue muy duro, prácticamente nos llevó las tres cuartas partes de la temporada. Hicimos un upgrade en gran parte de los impulsores y se fueron perfeccionando a medida que pasaba el campeonato, lo que nos permitió llegar a final del 2019 con una planta motriz estable, sin problemas y con una gran paridad. Al igual que lo que hicimos con los motores del Súper TC2000, en el receso de verano aprovechamos a pulir los detalles, banqueamos nuevamente, analizamos la potencia que entregaban y logramos hacer ajustes muy finos para que las curvas de potencia sean iguales”, cerró.