Kevin Benavídes ganó en China y se recupera en el Silk Way Rally

El argentino Benavídes (Honda) ganó en la primera etapa en territorio chino. En autos, el dominio de Al-Attiyah, con Toyota Hilux, es implacable.

Otra vez victoria para el salteño Kevin Benavídes. El argentino, con Honda, que había vencido en dos etapas, sumó un nuevo parcial en el Silk Way Rally, competencia que une a Rusia con China, en lo que para muchos se considera como el “otro Dakar”. Con este resultado, Benavídes ahora se recupera en el clasificador general, al ubicarse tercero.

Tras la jornada que sólo tuvo una actividad de enlace, desde Mongolia a China, la 8ª etapa se desarrolló en el Desierto de Gobi. En la actividad, con un recorrido de 326,6 kilómetros, lo ganó con una ventaja de 42 segundos por sobre el tiempo del francés Adrien Van Beveren (Yamaha Rally Team).

“Gran bienvenida en China. Victoria de etapa y muy contento por poder estar en la punta nuevamente. Tuve días difíciles, pero estoy listo para dar batalla hasta el final que todo puede pasar. Mañana a abrir pista enfocado y con muchas ganas”, comentó Kevin en las redes sociales.

El británico Sam Sunderland (KTM) se cayó en esta oportunidad, pero sigue al frente de la clasificación general. Supera por 21m19s al argentino Luciano Benavídes, hermano menor de Kevin, que ahora está tercero, a 25m. El otro argentino es el mendocino Franco Caimi (Yamaha), 7° en la etapa y 6° en la general.

En autos, el domino del qatarí Nasser Al-Attiyah (Toyota Gazoo Racing) es inapelable. Ganó todas las etapas y tiene una hora de ventaja respecto de su compañero, el holandés Eric Van Loon. En camiones, la gran sorpresa fue el abandono del bielorruso Siarhay Viazovich, que marchaba en la punta con el MAZ. Ahora el poderoso equipo Kamaz domina, con Anton Shibalov y Andrey Karginov.

La penúltima etapa se disputará entre Alashan y Jiayuguan, sobre un recorrido de 501 kilómetros de etapa, de los cuales 290,30 serán cronometrados.