Kaiser Carabela un "living sobre ruedas"

El Kaiser Carabela llegó a la Argentina en la década del 50 y fue uno de los autos más grandes que se produjeron en nuestro país

Transcurría 1955 y funcionarios del gobierno argentino, presidido por Juan Domingo Perón en aquel momento, fueron a EEUU a negociar directamente con Henry Kaiser. la posibilidad de establecer una subsidiaria en nuestro país.

Así nacía Industrias Kaiser Argentina, constituída por un consorcio entre el gobierno argentino, Kaiser y empresarios locales.

Kaise Manhattan

El primer modelo que fabricaron fue el Kaiser Carabela, el cual era una versión remodelada del 1953 Kaiser Manhattan.

Al Carabela le siguieron variantes del Jeep Willys, las que aparecieron en 1956 como otro vehículo de prducción.

El Kaiser Carabela era un auto gigante, el más grande armado en el país, con 5.5 metros de largo.

Se fabricaron 10.225 unidades entre el 58 y el 62.

Kaiser

A pesar de su imágen robusta era un vehículo poco apropiado para el mercado nacional por lo cual IKA comenzó a explorar variantes más modestas, incluyendo la compra de matricería de coches provenientes de otras marcas y mercados.

Por ello recicló al Alfa Romeo 1900 y lo denominó Bergantin, y comenzó una alianza con Renault para fabricar el famoso Gordini.

Kaiser tuvo más éxito en la Argentina que en su propio país ya que los números nacionales reflejaban una neta superioridad a la producción americana durante el período 1945 – 1955.

En la Argentina la empresa subsistió hasta 1970, época en que decidió vender su parte a su socio Renault.

Carabela

Prestaciones:

Motor Continental de 3.7 con seis cilindros y 115 CV

Caja Manual de tres marchas

Velocidad máxima: 138,08 km/h

Aceleración 0-100 km/h: 22 segundos

Consumo en ruta a 80 km/h: 7 km/l

Consumo en ciudad: 6,3 km/l

Kaiser

El Kaiser Carabela fue un ivento de  Henry J. Kaiser, quién se había consolidado como un exitoso empresario de astilleros navales durante la segunda guerra mundial, comercializaba bienes raíces y luego se volcó a la fabricación de autos en USA.

Era un auto de tan generosas dimensiones que tranquilamente podían viajar hasta ocho ocupantes por lo cual muchos lo bautizaron a su interior como un living.