Hamilton: “Recordaré por siempre este día en Silverstone”

En la mejor carrera del año de la Fórmula 1, Lewis Hamilton ganó ante su público y es el más ganador de la historia de Silverstone.

Feliz. Así se lo veía a Lewis Hamilton, que se quedó con todo en el Gran Premio de Gran Bretaña, al vencer con Mercedes y además lograr el punto extra en la última vuelta, con el récord de vuelta. Pero más allá del cariño de su gente y de la alegría por el triunfo, el piloto local se quedó con el record absoluto de victorias en Silverstone, al obtener el 6° éxito y dejar atrás las 5 de Jim Clark y de Alain Prost.

“Este es un día muy fuerte para mí. Recordaré por siempre este día en Silverstone. El sábado no fue un gran día en la clasificación. Pero en la competencia tuve una muy buena largada”, comentó Hamilton. “No sabía cómo se iba a desarrollar la carrera. Sabía que una vez que parara debía hacer una buena diferencia. La verdad es que el ingreso del auto de seguridad me llegó en el momento justo”, reconoció el vencedor.

Respecto de la última etapa de la competencia, cuando desde el equipo le pidieron que ingrese para cambiar neumáticos y él se negó, comentó: “Hice el récord con la goma dura. Me pidieron que entre a boxes, pero no quise. Faltaban 7 vueltas y no quería arriesgar. Tenía 21 segundos de ventaja. Yo también había estudiado mi estrategia”.

Sobre la carrera, que para la mayoría fue la mejor del año, indicó: “El circuito es uno de los mejores. Es uno de mis favoritos, porque se puede seguir de cerca a otros autos, por eso se puede dar buenas carreras. Es algo parecido a lo que sucede en Austin, Montreal y algunos más. Permiten estas peleas”.

En tanto, su compañero de equipo en Mercedes, Valtteri Bottas, no estaba conforme con el segundo puesto: “No fue mi día de suerte. El auto de seguridad entró en un momento poco oportuno para mí. Me hicieron entrar a boxes primero y no pude controlar la carrera”.

Asimismo, el joven piloto de Ferarri, Charles Leclerc, que fue reconocido como “El Piloto del GP”, argumentó: “Para mí fue una carrera muy dura, pero la disfruté mucho. Tuve mala suerte con el auto de seguridad, entró en el peor momento para mí. Luego me pude recuperar, el toque entre Vettel y Max (Verstappen) me ayudó para escalar posiciones”.

Sobre su gran maniobra ante Verstappen, que lo pasó por afuera, comentó: “No fue fácil. Lo cierto es que ahora puedo ser más agresivo. En Austria vimos hasta donde podemos llegar con el potencial del auto”.