Fue un milagro que Canapino termine la carrera en El Zonda

En el trascurso de la primera vuelta de Carrera de Top Race, Canapino se tocó con Altuna y se rompió una llanta. Fue un milagro que terminara la carrera.

En la primera vuelta de la Carrera de Top Race Agustín Canapino le comentó a su equipo - via radio- que sentía algo roto en su auto. La comunicación llegó luego del toque con Mariano Altuna en la chicana y cuando transcurrían los primeros metros de competencia.

Rueda Canapino

La rueda trasera del Toyota Camry de Mariano Altuna entró en contacto con la delantera derecha de Agustín Canapino. Producto del toque,  el más perjudicado fue Canapino que no solamente sufrió el deterioro de su llanta,  sino que también,  se dañó el brazo y bulón ackerman. A pesar de este daño en su auto,  completó como pudo la carrera. La rotura de esa llanta lleva inexorablemente a pensar que se trata del apoyo del auto en toda la zona del rulo, donde se transita muy cerca del paredón (ingreso a 120 Km. / mitad 145 Km. y  la salida a la recta opuesta es cercana a los 170 Kilómetros por hora).

  • Te puede interesar: El trompo que casi complica y asustó a Canapino
  • Canapino advirtió al equipo que podía ingresar en la segunda vuelta pero, prefirió continuar un giro más para sacar sus propias conclusiones. Lo que decidió está a la vista y fue seguir en carrera.

    Pedro Viglietti (quién está en contacto vía radio con Agustín) solo atinó a decirle: “Ok. Evalualo, lo que decidas está bien. Nosotros no vemos nada desde boxes pero, estamos atentos a la determinación que tomes”.

    Al ver el estado de la llanta no quedan dudas que fue un milagro poder recibir en una zona importante de puntos la bandera de cuadros. Este enorme sacrificio afrontado durante toda la carrera,  le permitió a Canapino mantenerse en la punta del campeonato luego de haber culminado en el cuarto puesto.

    Canapino