Francisco "Colo" Espinosa el primer Campeón con un Chevy

El "Colo" Espinosa le dio el primer título a la cupé Chevy, sin embargo el 1 se lo puso a un Ford

Transcurría el año 1979 y eran épocas extrañas para el popular Turismo Carretera ya que se miraba más lo institucional que lo deportivo.

En lo institucional la ACTC se independizaba del ACA, y el 20 de mayo de ese año realizó la primera carrera autofiscalizada con el nombre de "Soberanía Nacional".

En lo deportivo el poderoso equipo oficial Ford, preparado por el gran Polaco José Miguel Herceg, incorporaba al "Chango" Esteban Fernandino para acompañar a "Pirín" Gradassi y Ricardo "Caito" Iglesias.

Por el lado de su clásico rival, Chevrolet,  no festejaba un campeonato de TC desde 1968, cuando Carlos Pairetti se calzó la corona con el famoso e histórico Trueno Naranaja.

Uno de los defensores de la marca era el oruindo de Chacabuco, Francisco "Colo" Espinosa, que con el apoyo del empresario Antonio Alegre, luego Presidente de Boca Juniors, alquilaba el "Chivo" de la Peña Olavarría.

Francisco Espinosa había nacido en Chacabuco, provincia de Buenos Aires, el 23 de noviembre de 1947. Comenzó a competir, en karting y en categorías zonales de tierra. La oportunidad para correr en el automovilismo grande surgió en 1970, cuando le ofrecieron conducir un Torino impulsado por fierros del genial Oreste Berta.

Con ese auto corrió hasta el año 1974, cuando se cansó de penar con un reglamento que parecía quitarle posibilidades al Torino.

Por tal motivo pasó a Chevrolet, marca que ya había hecho debutar a la coupé Chevy para darle batalla a los equipos oficiales Ford y Chrysler.

Espinosa Chevrolet

Así fue como Espinosa y su equipo llegaron al año 1979. Una linda experiencia con la marca del moño con fierros de la exitosa dupla del "7 de oro" Wilke-Pedersoli.

La primera de sus dos victorias en la categoría se dio tras una exclusión por técnica de quien había resultado vencedor de la "Vuelta de Coronel Pringles",  Esteban Fernandino.

Debido a los problemas surgidos a lo largo del torneo, la ACTC decidió extender el campeonato hasta mediados de 1980. Espinosa siguió cosechando muy buenos puntos merced a varios podios. La Chevy mostraba una muy buena combinación de velocidad y confiabilidad, y su piloto pocas veces cometía errores sumando en casi todas las carreras.

Llegó así la última carrera del torneo; el "Gran Premio 4 Provincias" que se disputó durante el mes de junio de 1980. Además de Espinosa, llegaban con posibilidades de Campeón, Oscar Aventín (Dodge) y Juan Alberto Occhionero (Chevrolet), el equipo Ford decidió retirarse luego de un par de exclusiones por ténica.

Pero fue el "Colo" quien se quedó con toda la gloria, ya que además de ganar el Gran Premio se adjudicó el torneo, dándole a los fanáticos de Chevrolet la primer gran alegría con la coupé Chevy.

Pero para el torneo siguiente, Espinosa tomó una decisión que sorprendió a todo el mundo.

Francisco Espinosa Ford

Puso el n° 1 en un Ford, preparado por quien fue su gran rival el polaco Herceg.

El Campeón se pasó a Ford y  su principal sponsor Alegre-Pavimentos,  le aconsejó pasarse a las filas del óvalo, algo que los hinchas de ambas marcas consideraron una traición.

No fue buena la perfomance del Falcon auri-negro y el piloto de Chacabuco pensó en dejar de correr.

Sin embargo cambió de opinión y  regresó a Chevrolet en 1986 para correr dos competencias,  luego de eso hizo un impasse hasta 1988.

Su retiro definitivo se produjo en 1990, a bordo de una Chevy.

El 19 de febrero de 2001, con tan solo 53 años, su corazón dijo basta. Sin embargo, y pese a no haber sido un piloto carismático, dejó una marca indeleble dentro de la categoría, ya que fue el primer piloto en darle un campeonato a la Cupé Chevy siendo además, el primer monarca de la ACTC como ente rector.