En Europa homologaron el primer auto volador

Se trata del PAL-V Liberty, de origen holandés, que ya tiene la autorización para ser matriculado y rodar por la vía pública en Europa.

La revolución en la movilidad mantiene su dinámica, a pesar de la pandemia y sus dificultades. Desde hace unos años, diversas marcas de sectores variados se han lanzado a hacerse un hueco en el futuro sector de los autos voladores. Debido a la complejidad que suponen las homologaciones de este tipo de vehículos, no es una tarea nada fácil por el momento poderlos ver en marcha o en vuelo, sin embargo, se siguen dando pasos al frente y ese momento parece estar cada vez más cerca.

Uno de esos pasos lo acaba de dar el PAL-V Liberty, autodenominado por sus fabricantes como el primer automóvil volador de producción del mundo. Según reproduce lavanguardia.com, el vehículo, de origen holandés, acaba de recibir la aprobación oficial que le permite circular legalmente por las carreteras europeas. Por lo tanto, ya se puede matricular y conducir como cualquier otro vehículo.

Este era el primer objetivo marcado desde que, el pasado mes de febrero de este mismo año, diera comienzo el riguroso proceso para conseguirlo. Tras superar todo un seguido de pruebas y de requisitos, tanto mecánicos como de conducción, el modelo ya es apto para circular por la vía pública.

Entre las pruebas que ha tenido que afrontar se encuentran la conducción en óvalos a alta velocidad así como test de frenos y de emisiones o controles de sonoridad. Una vez pasadas todas estas exigencias, el PAL-V Liberty está algo más próximo a lograr la certificación que le permita también volar de forma autorizada y legal.

Este punto es bastante más complejo que el de la circulación terrestre. De hecho, la compañía ya dio los primeros pasos en ese ámbito hace cinco años. En 2015 se iniciaron los trámites de la certificación de aviación con la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y según las previsiones, el proceso debería finalizar en 2022, cuando el auto volador holandés ya hará honor a su nombre y podrá moverse por tierra y aire.

 

Hasta entonces, deberá seguir superando pruebas y cumpliendo los requisitos que deben desembocar en las últimas 150 horas de vuelo con las que se debe certificar su aptitud para el vuelo. Una vez que consiga esta autorización será el momento de comenzar las entregas de las unidades a los clientes, que en algunos casos ya han comprado el vehículo de forma anticipada.

Según fuentes de PAL-V, las reservas están creciendo por encima de las expectativas, y todo ello sin olvidar que el precio de salida no es precisamente económico. La versión de acceso a la gama, denominada Liberty Sport Edition, comienza en 299.000 euros. Este importe va creciendo en función de la versión y del equipamiento escogidos.

El vehículo pesa solo 660 kilos y dispone de un motor de combustión de 100 CV de potencia que le permite rodar por tierra, por donde cuenta con una autonomía aproximada de 1.315 kilómetros. Mientras tanto, los encargados de que levante el vuelo son dos propulsores Rotax de 200 CV en total con los que el vehículo puede volar hasta 500 kilómetros y alcanzar una velocidad máxima en el aire de 180 km/h.

Coche volador