El TC y una carrera con gusto a poco

La carrera de Turismo Carretera, en pista, no fue la esperada. Los avances que se fueron dando fue producto del descarte que se fue dando.

La primera fecha del Turismo Carretera, temporada 2020, ya es historia y será muy difícil que sea recordada por lo que pasó en pista. La competencia fue muy monótona y salvo situaciones provocadas por errores o por excesos, la lucha que se esperaba no se dio.  Al margen de eso hay cosas que se pueden destacar y remarcar del paso del TC por el autódromo de Viedma.

Ford arrancó muy bien

Si bien Mariano Werner terminó siendo excluido, lo demostrado por su auto fue muy bueno. Sin dudas que el de Paraná será el referente de la marca y entusiasma a más de uno. Es cierto que lo de ayer fue un golpe pero no hay dudas que la recuperación será rápida. Entre los destacados no podemos dejar pasar por alto el trabajo de Julián Santero. El mendocino arrancó en un equipo nuevo, con un auto nuevo para él y rápidamente llegó a los primeros planos. Julián se fue feliz pero con los pies sobre la tierra. Sabe que lo más difícil del TC es mantenerse. Los otros Ford que demostraron un buen rendimiento fueron los de Juan Bautista De Benedictis, que terminó tercero, y el de Juampi Gianini que finalizó cuarto.

Leer más: Agut: "Nos equivocamos y acepto la sanción"

 Torino arrancó muy firme y sueña nuevamente

La marca que hace más de 45 años que no gana un título en la categoría tiene motivos para entusiasmarse. Es verdad que recién se corrió una carrera, y que heredaron el triunfo, pero se los vio muy firmes. Facundo Ardusso volverá a convertirse en un serio candidato. Fue muy bueno lo de Esteban Gini durante los tres días y lo mismo para Diego Ciantini. El joven de Balcarsce deberá pagar derecho de piso pero demostró que su auto está competitivo. Excelente, hasta que cometió un error, fue lo de Juan Cruz Benvenuti. De mantener el nivel será para tener en cuenta.

Leer más: Werner: "Siento una gran tristeza"

Chevrolet con gusto a poco

La marca del moño tuvo dos protagonistas que estuvieron por arriba del resto. Por momentos el mejor fue Agustín Canapino y por momentos Gastón Mazzacane. Luego por circunstancias de carrera ninguno de los dos pudo terminar. Estaban para sumar fuerte. El mejor terminó siendo Manu Urcera (6º) pero que se fue preocupado por el rendimiento de su auto. Llegó ahí por el descarte de rivales. Sigue estando lejos Guillermo Ortelli y los demás mostraron irregularidad.

Aguirre, el mejor de Dodge

Valentín fue el mejor ubicado. Quedó séptimo. No estaba para ganar pero podría haber estado más arriba. El otro piloto que se mostró con un auto competitivo fue Jonatan Castellano. En la final recibió un toque y quedó tirado. Fue bueno lo de Trosset que arribó noveno.

El TC puso primera y habrá que esperar un par de fechas para saber de qué manera está parado cada uno. Todavía hay mucho por pulir y mucho por trabajar. Lo que queda en claro es que los candidatos serán los mismos de cada temporada. Solo resta saber si alguno dará la sorpresa y puede meterse en esa lista.

Leer más: Un duro golpe a la ilusión