El Súper TC2000 está cerca de recuperar el nivel de excelencia que merece

El paso del Súper TC2000 por San Martín, Mendoza fue positivo y una frase de Matías Rossi terminó siendo el resumen del momento.

Matías Rossi es uno de los máximos referentes actuales del automovilismo argentino y en Mendoza mantuvo el liderazgo del campeonato del Súper TC2000. Mas allá de la polémica en pista con su rival de Renault, Leonel Pernía, el piloto de Toyota dejó una frase que resume en gran medida el momento de la categoría, en los umbrales de una nueva definición.
Siendo consciente de que 2019 sigue siendo uno de los años más duros del automovilismo y de la categoría en especial, Rossi declaró: "me voy contento porque la categoría sigue trabajando y se va igualando, quedó demostrado con el resultado de este fin de semana, creo que el Súper TC2000 está cerca de recuperar el nivel de excelencia que merece”.
 
En pocas palabras el campeón 2013 resumió el momento de la categoría, en la serie de situaciones que ha tenido que afrontar desde que se decidió el cambio de motores y de reglamento para los autos desde 2019. No ha sido fácil reacomodar los autos y los equipos a la nueva normativa y pasando la mitad del año en San Martín, Mendoza se pudo vislumbrar mayor paridad y otro tipo de carreras para la gente. También había ocurrido en Paraná en el invierno.
 
El análisis debe hacerse desde varios puntos de vista, aunque lo principal tienen que ver con lo técnico, deportivo e institucional. En el primero, se vió que la transición de 2019 de a poco está encontrando el nivel de paridad que se esperaba. Dos marcas pegaron un salto importante: Chevrolet pudo quedarse con dos victorias en 1-2 de la mano de Agustín Canapino y Bernardo Llaver y Fiat tuvo dos podios con Mariano Werner (venía de otro con Matías Muñoz Marchesi en San Juan). Otras dos marcas deberán hacerlo pronto para no quedar relegadas como Citroën y Honda, pese a sus esfuerzos para estar un poco más cerca de la punta. Toyota y Renault se mantuvieron en un muy buen nivel, y seguirán ahí.
 
Desde el plano deportivo la fecha con dos Finales fue una de las mejores soluciones posibles para que haya más espectáculo durante el fin de semana y el público tenga más atractivos en especial el sábado. Este formato se repetirá en la anteúltima fecha de Bahía Blanca pero como Carrera Clasificatoria, sin puntos. Se trata de un formato similar al que aplica todo el año el TC2000 con el Sprint con grilla invertida que ha dado muy buen resultado desde su reglamentación con mejores carreras el sábado que el domingo y además abrió el abanico para que haya nuevos pilotos y equipos ganadores. En Mendoza si bien volvieron las penalizaciones (casi nadie las quiere), la mezcla en la grilla del sábado fue uno de los grandes atractivos que tuvo la carrera. Y se vió de qué manera volvió a responder el público en una plaza históricamente muy fuerte para la categoría.
 
Volviendo a la reflexión de Matías Rossi del principio, en el plano institucional la categoría "está cerca de recuperar el nivel de excelencia que merece" según sus palabras y tiene razón. Si se consolida la paridad observada en varios pasajes de Mendoza será muy importante para lo que viene. Respecto del futuro, fue muy importante el espaldarazo de Fiat al anunciar continuidad con un nuevo modelo y un auto más, lo mismo que sostuvo Renault con su intención de continuar el actual proyecto con los Fluence, como también la estructura de Víctor Rosso para 2020. Una vez pasado el duro año de transición, consolidada en mayor medida la paridad, con la necesaria recuperación de la cantidad de autos (en Mendoza fue la máxima del año con 19) el año que viene tiene una interesante proyección.
 
Se vienen los últimos tres compromisos y el inmediato será el examen en Buenos Aires con la edición de los '200km' , en su primera versión con motores turbo y ante un público exigente que se espera pueda acompañar como en años anteriores. 
El camino está marcado, y el Súper TC2000 se dirige "al nivel de excelencia que merece".