Debutó en Austria el BMW M8 MotoGP Safety Car

El imponente BMW M8 MotoGP Safety Car es el nuevo auto de seguridad de la categoría mayor de las motos, con motor de más de 600 CV.

El imponente BMW M8 MotoGP Safety Car debutó en su trabajo este fin de semana en Austria. El deportivo alemán es el nuevo auto de seguridad de la categoría reina de las motos, con sus más de 600 CV y una decoración con la que no pasa inadvertido.

En BMW llevan desde 1999 suministrando una flota de vehículos al campeonato de MotoGP y el último integrante es lo más potente que se ha visto nunca en una pista bajo el sello de la firma alemana. Se trata del BMW M8 MotoGP Safety Car, es decir, el auto de seguridad que trabaja por la integridad de los pilotos en cada carrera y que debutó este pasado fin de semana en el Red Bull Ring en Austria. Como era de esperar, la marca no ha proporcionado la variante ‘normal’ sino la más prestacional del momento, la cual recibe el nombre de Competition.

En palabras del presidente de BMW M GmbH, Markus Flasch: “El BMW M8 y el BMW M8 GTE se desarrollaron en paralelo, y estos genes de carreras distinguen a estos modelos en todas las áreas. Por eso fue un paso lógico para nosotros elegir al M8 Competition como base para nuestro nuevo auto de seguridad en MotoGP. Incluso en su versión de producción, este automóvil de alto rendimiento es adecuado para la pista de carreras. Estamos realmente entusiasmados de presentar un nuevo y potente vehículo líder para la máxima categoría de las carreras de motos.”

Imponente BMW M8 en MotoGP

A la hora de prepararlo para sus nuevas tareas, los alemanes han añadido numerosas piezas BMW M Performance, muchas de las cuales están disponibles como piezas de catálogo para el M8 de producción. También se incluyeron características específicas de la competición y el equipo de seguridad necesario, como las luces LED en el techo con soporte o los asientos de carreras RECARO con cinturones Schroth, así como un extintor, jaula antivuelco, neumáticos de alto rendimiento y la decoración propia de MotoGP, entre otras cosas.

Al igual que en el modelo de calle, la potencia debajo del capó procede del bloque más capaz desarrollado por la división de alto rendimiento de la marca. Un V8 biturbo de 4.4 litros que desarrolla 625 caballos y un par máximo de 750 Nm, asociado a una caja de cambios M Steptronic de ocho velocidad y al sistema de tracción total M xDrive. Con todo ello, el deportivo alemán es capaz de alcanzar los 100 km/h en apenas 3,2 segundos. La guinda del pastel de esta unidad llega de la mano de una línea de escape menos restrictiva fabricada en titanio.

BMW M8