De las lágrimas a la alegría

La felicidad de un niño a veces se consigue con muy simples cosas y, en esta oportunidad, no fue la excepción. El enfado por no tener su gorra firmada cambio rápidamente por una sonrisa luego de que se le conceda el deseo. Mirá el divertido video: