"Como equipo, estamos decepcionados"

Sebastian Vettel declaró en 'Die Zeit' y admitió que el auto de Ferrari de 2020, es peor aerodinámicamente que el de 2019.

En la temporada 2020 de la Fórmula 1 uno de los temas que más se ha hablado ha sido de la poca competitividad del monoplaza de Ferrari, el SF1000. El nivel que ha mostrado el equipo Ferrari ha sido decepcionante en este atípico año. De hecho, la 'Scuderia' ha dejado de formar parte de los tres grandes equipos del campeonato.

En el primer lugar indiscutible quedó Mercedes y por detrás le siguen Red Bull. Y el resto ya han quedado muy lejos. De hecho se han disputado 14 carreras, de las cuales 12 fueron victorias para Mercedes (10 para Lewis Hamilton y 2 para Valtteri Bottas), 1 para el equipo Red Bull (Verstappen ganó con autoridad el GP del 70º Aniversario) y la que resta fue la gran sorpresa de este certamen: Pierre Gasly dio a AlphaTauri un triunfo casi milagroso en Monza.

Quedan tres carreras para el final, y Sebastian Vettel ha revelado un detalle que puede explicar por qué los autos rojos no han ganado carreras este año. No sólo el motor es peor... el auto produce más resistencia al aire. Y de ahí que el piloto de Heppenheim se vaya a ir del equipo de Maranello sin haber podido cumplir su sueño de ganar un Mundial con Ferrari como lo hizo su admirado Michael Schumacher (ganó cinco seguidos con la icónica escudería italiana -de 2000 a 2004-)

"Como equipo, perdimos nuestros objetivos y no logramos mantener el ritmo, estamos decepcionados", ha manifestado Vettel en 'Die Zeit'. El alemán está 13º en el campeonato de pilotos con 33 puntos, mientras que su compañero Charles Leclerc es 5º con 97 (Ferrari es sexto por equipos con 130 puntos). Están muy lejos de los pilotos de Mercedes (Hamilton suma 307 y Bottas 197).

"No es que Mercedes domine las carreras porque tienen suerte", recalcó Vettel. Y ahí deja bien claro que el W11 es un auto realmente espectacular. Un monoplaza que ha posibilitado que la marca alemana haya vuelto a arrasar en pilotos y constructores. Van siete años así en una hegemonía en la era híbrida que no parece tener fin.

El tetracampeón especifica qué es lo que ha pasado con este SF1000 tan decepcionante con el que no han conseguido ganar ninguna carrera durante este año de pandemia de coronavirus (en 2019 ganaron tres: dos fueron para Leclerc -Spa y Monza- y una para Vettel -Singapur-).

"Sólo hemos dado un pequeño paso adelante en términos de diseño. La competencia ha crecido significativamente más. El año pasado teníamos un auto que era relativamente eficiente. Generaba mucha carga aerodinámica, pero no tanta resistencia; este año tenemos más carga aerodinámica, pero también significativamente más resistencia", dijo Vettel.

Vettel se va a Aston Martin (el actual Racing Point). Así que con este hándicap no parece que se vaya a ir por la puerta grande. Al menos consiguió un meritorio podio en Istanbul Park. Con este motor que tienen ahora tras la polémica de 2019 (la FIA les obligó a hacer modificaciones) y con esa deficiencia reseñada se encuentran con un final del año en el que les toca aguantar como sea. Intentarán quedar terceros en constructores, un objetivo que también asoma complicado.