Cingolani: “Decidí mi retiro arriba del auto; me bajé y lo dije”

Daniel Cingolani pasó por Carburando en Casa. Recordó su experiencia en Inglaterra, el título en TC2000 y cómo decidió su adiós a las pistas. Mirá la nota.

“Acá estamos en Nueve de Julio, cuidándonos. Llevándola como se puede. Es complicado para todos y lo mínimo que tenemos que hacer es cuidarnos”, destaca Daniel Cingolani, que desde su Nueve de Julio natal pasó por el programa Carburando en Casa.

Campeón del TC2000 junto con el equipo Berta Motorsport, Cingolani recordó sus inicios y su paso por el automovilismo inglés: “La F. 3 Sudamericana me dio la posibilidad de tener contactos con ingenieros de Inglaterra, ya que yo corría con Reynard. Me invitaron a hacer una prueba en Europa para participar al año siguiente. Las pruebas fueron muy buenas. Me daban el 50% del patrocinio para hacer mi campaña en Inglaterra. No pude conseguir la otra mitad del presupuesto lamentablemente y eso quedó trunco. Luego hice unas pruebas con Lotus-Opel, que corrían previo a la Fórmula 1. También pude participar en España, que logramos la primera pole con Reynard”.

 

Sobre esa posibilidad que se le había presentado en el Viejo Continente, Cingolani agregó: “La idea de Reynard era que yo hiciera de tester. Trajimos el Reynard 80 y lo ubicamos adelante. Con este trabajo la idea era darle pelea a los Ralt”.

La escasez económica para continuar la campaña en el exterior es una particularidad que se mantuvo a lo largo de los años para los pilotos nacionales: “Es una constante no poder seguir por falta de presupuesto para los pilotos argentinos en el exterior. Salvo (Norberto) Fontana, con tremendos resultados y pudo llegar, o el caso de Pechito López estuvo a nada. También el caso de Esteban Guerrieri. Pero a todos les faltó el gran apoyo económico”.

Más allá de su campaña exitosa por el automovilismo nacional, con el título obtenido en el TC2000 con el equipo oficial Ford, Cingolani se refirió al momento de colgar el casco: “Cuando dejé de correr en Turismo Carretera me llamó Oreste Berta para desarrollar el prototipo del Top Race, en 2005. Estuve 2 o 3 años, pero también tenía  complicaciones con los sponsors, se mató Guillermo Castellanos, mi hija que me pidió que dejara de correr...”.

Y continuó con el relato Cingolani: “Lo hablé con Alejandro Urtubey, y corrimos en La Plata. En esa carrera lo seguí a Henry Martin. La quise ganar porque ahí arriba del auto supe que era mi última carrera. Y cuando me bajé del auto busqué a los periodistas para decirlo. Quizá si no lo decía me arrepentía. Después de haber tomado la decisión jamás me arrepentí. Me retiré intacto. Cumplí lo que me había propuesto en los inicios”.