Canapino, el cuco que vuelve a asustar

Agustín Canapino volvió al triunfo y sigue prendido por la lucha del campeonato. Lo logrado en la segunda final de Alta Gracia le dio el aire que necesitaba

Agustín Canapino volvió al triunfo en el Top Race y se puso nuevamente en carrera por el campeonato. El rey de la categoría, que tiene siete títulos en la divisional, regresó a la victoria luego de un largo período.Su última pisada al primer escalón del podio había sido en Paraná cuando arrancó el campeonato. Cuando todo parecía que las posibilidades de soñar con una nueva corona se iban desvaneciendo, la carrera ganada en Alta Gracia lo colocó nuevamente entre los candidatos. El Titán de Arrecifes se puso a 38 puntos del líder Matías Rossi y a 33 de Franco Girolami que está segundo. Luego de la primera final en el circuito Oscar Cabalén más de uno ya miraba de lejos, y con pocas chances, a un Agustín que se había complicado producto de un despiste. Cuando caía la bandera a cuadros ocupaba la posición once. Si bien es verdad que Canapino no está cómodo como en otras temporadas nunca hay que darlo por vencido. Está presente y con este triunfo ahora mete presión.

No hay dudas que la definición será apasionante con tres pilotos que han hecho muy bien las cosas y que se han diferenciado del resto.Más allá de la importancia de un título, lo que está en juego es una cuestión de orgullo. El de Toyota le quiere ganar el torneo al del Sportteam, y viceversa, y  el piloto de Gabriel Furlan le querrá ganar, nuevamente, a dos figuras referentes de nuestro deporte.

A partir de ahora quedarán tres capítulos para culminar el torneo y Matías y Franco no pudieron, hasta acá, sacarse de encima a un rival de mucho peso. Con el segundo éxito en el año quien menos presión tiene volvió a calzarse el disfraz de cuco y eso le alcanza para volver a asustar.