Braian Quevedo, un campeón Rotax que apuesta por la Formula 2.0 Renault

El piloto bahiense viene de consagrarse en la Junior Max y ahora prepara su estreno en la "Fábrica de Talentos" con el Martínez Competición.

Braian Quevedo esta muy cerca de convertirse en uno de los pilotos del Martínez Competición, equipo que vuelve a la Fórmula 2.0 Renault luego de haber disputado sólo dos carreras en la temporada 2020. El piloto de 15 años viene con experiencia en Campeonato Argentino de Karting y la Copa Rotax, donde el año pasado se consagró en la Junior Max.

“Tras hacer una prueba en una categoría zonal, nos contactamos con el Martínez Competición y ahí hicimos dos ensayos, uno en Mendoza y otro en San Luis. Como anduvimos muy bien y tuvimos un buen feeling con el equipo, decidimos empezar a trabajar con ellos para poder llegar a correr este año en la Fórmula 2.0 Renault Copa Pirelli. Sin embargo, con todo lo que pasa por la pandemia estamos retrasados”, expresó Quevedo en torno a cómo se produjo el vínculo con la escuadra de Mauro Martínez.

En referencia a los test desarrollados, el oriundo de Bahía Blanco remarcó las bondades del monoplaza de la categoría escuela. “Es un auto mucho más lindo, más rápido de lo que había probado antes y es más sensible a los cambios. A la hora de pulir el manejo, trabajamos en la secuencia de apretar el embrague cuando estaba llegando a las curvas e ir soltándolo despacio para que el monoplaza se agarre, cosa que me costó un poco. En lo rápido, me pude desempeñar bien, pero se me complicó en los sectores lentos”, explicó.

Además, indicó que en la conducción se asemeja a un karting. “El Fórmula 2.0 Renault Copa Pirelli tiene aspectos similares al manejo de un karting, porque he probado autos con techo y no es para nada parecido. En lo rápido, la ductilidad de llevarlo “finito” es casi igual, con poco volante y transmite mucho las sensaciones”, afirmó.

En lo estrictamente deportivo, el bahiense destacó que esta ante una gran oportunidad de crecimiento para su trayectoria deportiva. “Estamos muy contentos de poder estar cerca de la categoría, ya que el año pasado no lo esperábamos porque tuve un percance en el colegio. En ese momento, hablamos con el Martínez Competición y nos pusimos a planificar distintas pruebas pensando en el 2020. Además, si el Súper TC2000 corría en Bahía Blanca habíamos confirmado nuestra presencia porque íbamos a comenzar los entrenamientos para este año ahí”, comentó.

Por último, Quevedo hizo hincapié en que buscará sumar rodaje para ser competitivo el año que viene. “La expectativa que tengo es aprender lo máximo posible para sumar experiencia en el primer año y ya en el segundo, buscar ser competitivo y pelear por los puestos de adelante. Por suerte vamos a tener un compañero de equipo experimentado, así que vamos a aprovechar todo lo que él nos pueda transmitir para dejar bien arriba al equipo”, concluyó.