Ardusso perdió una gran posibilidad

Facundo Ardusso estuvo a muy poco de cerrar un excelente fin de semana pero la rotura de un neumático lo alejó de las posibilidades de descontar fuerte

La fecha doble disputada en Mendoza ponía en juego una buena cantidad de puntos y era clave, para quienes pelean por el campeonato, no desperdiciarlos. De los tres pretendientes a la corona quien estaba más obligado era Facundo Ardusso. El piloto de Las Parejas necesitaba imperiosamente descontarle a Matías Rossi y fundamentalmente a su compañero Leonel Pernía. No podía perder el tren. Quedarse en la estación era dejarlo pasar y perder la gran oportunidad. La perdió. La rotura de un neumático lo dejó con las manos vacías. Fue una pena. Su trabajo durante las dos finales fue contundente y de menor a mayor. El objetivo que se había fijado, el de estar bien arriba, lo venía cumpliendo. Después de Agustín Canapino era la figura del fin de semana pero el automovilismo es así. Te puede dejar sin nada en un suspiro.

Si bien faltan tres fechas, con los 200 Km de Buenos Aires en el medio que otorgan buena cantidad de puntos, las posibilidades de Ardusso se diluyeron. Finalizado el noveno capítulo quedó a 36 de Rossi y a 22 de Pernía. De ahora en más si alguien tenía dudas de quien era el piloto uno con lo que pasó en San Martín, las despejará definitivamente. Ardusso será el guardaespaldas de Leonel. El trabajo de Facundo estará abocado a las necesidades de Renault Sport. La marca del Rombo intentará retener el uno, que tiene “el Facu”, para pintarlos en el Fluence que hoy tiene el vehículo Nº3.

En la semana previa, el parejense manifestó que no iba a tirar la toalla y está claro que no la hará aunque para pensar en la tercera corona dependerá de sus rivales o de un evento atribuido a la intervención divina. Y eso se llama milagro.