Amigos y Rivales, dos gigantes de una gran historia miníma

Un toque de carrera entre Mateo Mayorga y Facu Mora privó a este último de continuar. Igualmente el abrazo llegó.

La categoría Junior Cup 250cc es considerada la fabrica de talentos del motociclismo argentino. De aquí surgieron varios de los máximos protagonistas de este deporte por citar a: Leandro Tati Mercado, Maxi Gerardo, Luciano Ribodino, Fausto Grantón. Emanuel Aguilar, Emiliano Lancioni, Mauro Passarino, Juani Rodríguez, entre otros.

En esta temporada 2019 la juventud llegó al poder. La categoría cuenta con pilotos de enorme talento como los protagonistas de esta “Gran Historia Mínima”: Es el caso de Facundo Mora y Mateo Mayorga, compañeros de equipo en el Moscatello Team.  

Los pilotos de la categoría “Escuela” saltaron a la “cancha” con el ímpetu habitual sabiendo de la paridad de sus elementos mecanicos y que las carreras se ganan con valentía y capacidad conductiva. En el desarrollo del segundo giro de la final en Concordia,  Mateo Mayorga #90 entraba por interno y Facundo Mora #22 por afuera de la curva.

El sanjuanino, Mora, entró apenas pasado y al intentar doblar las motos se aplaudieron, Mayorga pudo continuar para festejar desde el podio pero a “Morita” como le dicen los pilotos del Superbike Argentino, se le barrió la moto y fue al suelo sin poder reinsertarse en la competencia.

El motociclismo es una escuela de vida, lo que se aprende allí no te lo enseña niguna Universidad. Quizas sea el último deporte de caballeros. El riesgo, el respeto por el compañero que se juega la vida en cualquier categoría y cilindrada genera además una empatía entre rivales que se consideran colegas y por qué no, amigos.

El pedido de disculpas reciprocas llegó y el abrazó no se hizo esperar.

Fotos y Fuente: Patricio Bonaventura.