A 30 años de una de las mayores tragedias del TC

El 6 de marzo de 1988 se produjo un grave accidente durante la competencia de TC en Necochea, cuando el despiste del auto de Edgardo Caparrós ocasionó la muerte de 13 espectadores.

El Turismo Carretera recuerda hoy una de los peores momentos de su historia. Hace 30 años, en oportunidad de disputarse la Vuelta de Necochea ocurría un accidente que dejaría el lamentable saldo de 13 personas fallecidas. 

El 6 de marzo de 1988, en el circuito "Benedicto Campos" de Quequén, el TC se presentaba a disputar su segunda fecha de la temporada, con la presencia de aproximadamente 20 mil espectadores, en un día soleado y ventoso.

La ubicación del público era una de las principales preocupaciones, previo a la salida de los autos, debido a su cercanía con la ruta. Las advertencias de los responsables de seguridad poco podían hacer para detener el descontrol.

De todas formas, las series se ponían en marcha. Osvaldo 'Pato' Morresi lograba imponerse en el primer parcial, aprovechando los problemas que surgían en la suspensión del auto de Roberto Mouras, generados por el mal estado del 

circuito. Con este resultado lograban el 1-2 para la escuadra de Jorge Pedersoli.

La segunda serie se definió faltando una vuelta, cuando Oscar Castellano debió resignar la punta por esquivar un perro que se cruzó en su camino, dejándole servido el triunfo a Oscar Angeletti (Dodge).

El repechaje lo ganó con facilidad Oscar Aventín (Ford), seguido de Rubén Salerno y del actual Presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane. 

La final del TC estaba programada a 21 giros, y venía siendo liderada por Mouras, pero en la vuelta 15 la desgracia le puso fin prematuramente. 

A 300 metros de la rotonda donde se ubicaba la estación de servicio de Armando J. Rios (donde quien escribe cubría las alternativas para la transmisión radial de Carburando) el Dodge de Edgardo Caparros sufría la rotura de un neumático y se despistaba en plena recta, dirigiéndose inesperádamente hacia una zona con gran cantidad de público, provocando la muerte de 13 personas, y dejando además 30 heridos. Entre las víctimas fatales estuvo incluso el acompañante de "Valdi", Alberto Belloli. 

Aquella fatídica competencia, que quedó clasificada con la vuelta anterior, dándole el triunfo a Roberto Mouras, fue la última del TC que se desarrolló en esa zona.

LEER MÁS: Mouras: el lugar del accidente 25 años después

Fotos: Sergio Aguirre - Revista Corsa